Conoce las granjas de pasto del AIFA

Conoce las granjas de pasto del AIFA

La petición del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador al Cuerpo de Ingenieros del Ejército Mexicano, ha sido desde el inicio que el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles sea una construcción que siga los estándares más altos de calidad, seguridad y tecnología, sin olvidar que debe ser una obra austera, pero de clase mundial.

Así pues, miles de trabajadores e ingenieros militares han laborado desde el 17 de octubre de 2019, incluso de madrugada para lograr que este aeropuerto sea una realidad que ayude a mejorar la economía nacional y posicione a México como un país con la capacidad para recibir a millones de turistas más al año.

En los diferentes frentes de trabajo se construyen simultáneamente las pistas, la torre de control, la terminal de pasajeros, las vialidades, etc.; sin embargo, también existen puntos dentro del AIFA en los que se están realizando actividades diferentes a las relacionadas a la construcción, más relacionadas al cuidado de la ecología y el embellecimiento del aeropuerto.

Granjas de pasto

Un ejemplo de esto son las granjas de pasto, un programa piloto para la propagación de pasto inducido mediante parcelas experimentales en los diferentes frentes de trabajo, el objetivo, además de darle una belleza extra al aeropuerto, es el de conservar en buen estado el suelo orgánico del AIFA, así como una protección a la erosión eólica e hídrica.

Las granjas de pasto iniciaron con la selección de estolones, los cuales son las raíces que nacen en la base de los tallos principales, todo el pasto de esta granja es originario del mismo predio de Santa Lucía, esto garantizará su supervivencia y correcta adaptación comparado con importar pasto que no es apto para esa clase de suelo.

El proyecto inició hace 5 meses con el uso de agua tratada rica en nitrógeno para ayudar al crecimiento del pasto, actualmente este experimento ha rendido frutos pues el pasto ha crecido correctamente, adaptándose al tipo de suelo sin problemas.

Se ha realizado la experimentación con diferentes tipos de pasto presentes en el AIFA y de entre todos ellos el que más fácilmente se ha adaptado a la mayoría de los frentes del aeropuerto ha sido el de la clase peniceto clandestino, este es considerado un pasto exótico que crece más fácilmente en zonas templadas y subtropicales húmedas del territorio mexicano.

El mantenimiento de este tipo de pasto es realmente sencillo, sobreviviendo incluso sólo con el agua de lluvia, esto representará un ahorro importante para cuando se comience su propagación desde las granjas de pasto ya que, al crecer en el mismo aeropuerto, no se está gastando ni siquiera en semillas, mucho menos en tener que importar pasto extranjero que, además de caro, no podría sobrevivir en nuestro tipo de clima.

Todos estos procesos se llevan a cabo por profesionales entre los que se cuentan ingenieros forestales, biólogos y jardineros de profesión que buscan el desarrollo correcto de esta granja que será la encargada de embellecer a todo el AIFA.

Comparte el artículo

Leave a Reply