Cenotes de agua dulce descubiertos en la costa de Quintana Roo

Cenotes de agua dulce descubiertos en la costa de Quintana Roo

Un fotógrafo subacuático ha encontrado cinco cenotes de agua dulce, o sumideros naturales, en las profundidades del mar Caribe frente a la costa de Quintana Roo.

La agencia de noticias EFE informó el sábado que el fotógrafo mexicano Rodrigo Friscione hizo descubrimientos sin precedentes mientras buceaba en la costa noreste de Quintana Roo, entre Isla Mujeres e Isla Contoy.

Los cenotes son comunes en la península de Yucatán, pero antes de los descubrimientos de Friscione no se había descubierto ninguno debajo de la superficie del mar.

EFE dijo que Friscione encontró uno de los cenotes marinos en 2016, otro en 2017 y tres en 2019.

Friscione le dijo a la agencia de noticias que entró en un “hueco” mientras buceaba en 2016 y se dio cuenta de que no tenía fondo.

“Era un hueco infinito”, dijo, y agregó que la temperatura más fría del agua le hizo darse cuenta de que estaba buceando en una mezcla de agua dulce y agua salada.

“Hubo … un cambio en la calidad del agua, que habla de un cambio en la salinidad. … Salía agua dulce del fondo del mar “, dijo Friscione, describiendo su descubrimiento como” extremadamente interesante “. Posteriormente encontró “huecos” o cenotes similares, durante las posteriores expediciones de buceo. “Hay una gran red de cenotes, pero nadie sabe de dónde provienen los miles y miles de litros de agua dulce. Tiene que venir de algún lado porque está fluyendo “, dijo Friscione.

La hipótesis más probable es que los cinco cenotes marinos están conectados a la vasta red subterránea de depósitos de agua en la península de Yucatán.

Es posible que las estructuras de piedra caliza fueran cuevas secas hace miles de años antes de convertirse en cenotes llenos de agua, dijo Guillermo de Anda, un arqueólogo subacuático que actualmente trabaja para obtener el equipo necesario para llevar a cabo una exploración más extensa del primero de los cinco cenotes descubierto por Friscione.

De Anda, director del proyecto del Gran Acuífero Maya (GAM), en el que arqueólogos, biólogos, fotógrafos submarinos y buceadores de cuevas han explorado, documentado y mapeado la extensa red subterránea de depósitos de agua de la Península de Yucatán, ya ha reclutado a Robert Ballard, un submarino estadounidense.

Arqueólogo mejor conocido por el descubrimiento del naufragio del Titanic en 1985, para participar en el proyecto del cenote. De Anda dijo que un vehículo submarino autónomo y un vehículo submarino operado de forma remota al que Ballard, profesor de oceanografía de la Universidad de Rhode Island, tiene acceso, hará que la exploración del cenote sea más fácil y menos peligrosa.

Dijo que Ballard, que también participó en los descubrimientos de los restos del barco de guerra alemán Bismarck y el transatlántico británico Lusitania, estaba entusiasmado con la posibilidad de trabajar en el proyecto de exploración de cenotes y aceptó su invitación para participar de inmediato.

Friscione también formará parte del equipo formado por de Anda, uno de los arqueólogos submarinos más conocidos y respetados de México. De Anda dijo que la exploración estaba programada para continuar este año, pero se ha retrasado debido a la pandemia de coronavirus. Agregó que se ha acercado al Ministerio de Medio Ambiente federal y al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología para obtener apoyo financiero, pero no ha recibido una respuesta.

“Es un proyecto costoso porque los buzos requieren una mezcla de gases y lo más probable es que necesitemos respiradores”, dijo de Anda, refiriéndose al aparato de respiración que absorbe el dióxido de carbono de la respiración exhalada de un usuario para permitir el reciclaje de lo sustancialmente no utilizado.

Contenido de oxígeno. Los rebreathers permitirán a los buzos permanecer bajo el agua por más tiempo y aumentar su seguridad mientras exploran el cenote marino, explicó.

La noticia del descubrimiento de los cinco cenotes marinos llega seis semanas después de que un sumidero que se abrió en la carretera entre Playa del Carmen y Tulum expuso una gran cueva inundada de agua con conductos que permiten que el agua del mar Caribe fluya hacia ella.

Fuente: mexiconewsdaily.com

Comparte el artículo

Leave a Reply